En este tiempo de Pandemia todos los mensajes de esperanza que puedan compartirse , son vitales para animar a tantos que hoy necesitan gasolina espiritual, para continuar creyendo y viviendo.

En la Emisora Minuto de Dios, durante el programa Hoy es tu día, pudimos conversar con el Doctor Néstor Ramírez Arrieta, anestesiólogo cartagenero , quién nos contó su testimonio de oración y de vida de fe, en especial dentro de una muy especial experiencia mariana, que ha servido para sostener su vida y su fuerza emocional durante este tiempo de pandemia, al ser uno de los protagonistas de la primera línea de atención al Covid 19, en un prestigioso centro asistencial en Cartagena.

La historia se da a conocer, luego de publicarse una fotografía en redes sociales que luego de darle la vuelta al mundo, centró las miradas en esta historia en  donde se observa al Dr Ramírez, empuñando una camándula y orando el Santo Rosario, revestido de todos los elementos de bioseguridad en medio de su jornada laboral, en lo que parece ser una sencilla sala de espera, imagen que fue obtenida por un fotógrafo que realizaba un trabajo de imagen  institucional para este hospital en Cartagena, y que se encontraba realizando fotografías dentro del centro asistencial, capturó para la posteridad (sin planearlo) el momento mismo donde el Dr Néstor, se encontraba orando en medio de su día de trabajo.

La fotografía, fue conocida por el Dr Ramírez y posteriormente por varias personas entre ellas un pastor evangélico, quien no dudó en comentar en las redes sociales del galeno, afirmando que la unidad en la oración y el gesto piadoso nunca podría dudarse que siempre sería escuchada por Dios.

En el diálogo sostenido con el Dr Ramírez, pudimos conocer a un hombre sencillo, piadoso y sobre todo convencido de su tarea al servicio a la humanidad con el trabajo que hace todos los días enfrentando a esta inclemente enfermedad que como el mismo afirmó “nos ha sometido a todos, incluidos a los más poderosos” , sin dejar de lado la misión de entregarnos un profundo sentimiento de esperanza y de confianza.

El Dr Néstor, enfocó sus respuestas hacia una línea de esperanza y de fe dónde una de las grandes conclusiones es que la oración y en especial la oración con el Santo Rosario, será la que sostenga a la humanidad en este tiempo difícil.

En su testimonio, el Doctor Néstor, continuó relatando como transcurría su jornada diaria que puede superar las 12 horas de labor en medio de la atención de los pacientes que se debaten entre la vida y la muerte , aún en medio de lo que implica en el ambiente científico y médico profesar su fe y superar las barreras ideológicas que desconocen la acción de Dios en la cotidianidad, y realizar una obra contundente con el conocimiento y la fe , interrelacionados de forma maravillosa con su vademécum en una mano y en la otra una camándula, sacando todos los momentos posibles para encomendarse a Dios y pedirle su misericordia y ciencia, para atender a sus pacientes. El perfil del Dr Ramírez, nos deja claro el rumbo que debe tomar la humanidad creyente y que está al frente de las instituciones, la experiencia de Jesús permea las formas y los discursos y permitirá conquistar nuevos sitios y formas para seguir hablando del Señor, compartiendo esperanza y amor en los sitios donde siempre se necesite llevar paz.