Hace pocos días surgieron dos noticias que como cristianos, ha tocado nuestras fibras, y nos ha puesto a reflexionar sobre el valor que como sociedad le estamos dando a este don que Dios nos dio llamado vida.

Por un lado, la fatal decisión de Profamilia sobre la vida de niño Juan Sebastián Medina, un pequeño que ya tenía 7 meses de gestación en el vientre de su madre completamente sano, sin ninguna dificultad y con un padre que buscó todos los medios para evitar que le arrebatarán la vida a su hijo. Finalmente, Profamilia accede a la petición del aborto, según ellos resguardados en la tercera causal despenalizada en nuestro país (Cuando se está afectando o poniendo en riesgo la salud o la vida de la mujer), asegurando Problemas siquiátricos de depresión de la madre.

Por otro la petición de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López solicitando que sea completamente aceptado y despenalizado el aborto en todas las opciones en nuestro país.

En Este es El Día, Dios a través del Padre Javier Riveros nos regaló una cita bíblica que nos recuerda el valor de nuestra vida, y la verdad respecto a ella:

Éxodo 23, 26-26

“Adora al señor tu Dios y Él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de Ti la enfermedad y haré que no mueras antes de tiempo, no habrá en tu país ninguna mujer que aborte o que sea estéril”

Dios ama la vida: Hoy Dios nos revela que ama y cuida de nuestra vida, a cambio lo único que quiere es que vivamos en Él, que lo adoremos y lo coloquemos en primer lugar, además nos asegura que Él nos bendecirá el alimento necesario, nuestro pan y nuestra agua. Hoy estamos invitados a buscar el dueño de la bendición para una vida en abundancia.

Cuando nos olvidamos de Dios terminamos dañando, pero más grave aun cuando terminamos acabando con la vida, incluso la de ser humano en su condición de máxima indefensión. Terminamos haciendo daño, con argumentos humanos que ponemos por encima de los mandamientos de Dios y dando aval a algo tan grave como el aborto. La vida es un don de Dios y hoy debemos agradecer que nuestras madres nos dieron la oportunidad de vivir.

 Dios nos da la salud: yo alejare de ti enfermedad. La enfermedad es la antesala de la muerte, por eso Dios está alejando la muerte y está cuidando la vida, está defendiendo la vida porque Dios no nos quiere enfermos, porque ama la vida y por qué no nos quiere muertos.

Debemos ser conscientes que nosotros nos hemos descuidado en muchos aspectos de nuestra vida y en ocasiones no valoramos la salud. Dios hoy nos dice “alejaré de ti el peligro de muerte porque yo lo que quiero dar es vida, yo alejaré de ti la enfermedad”

La muerte no es voluntad de Dios: “haré que no mueras antes de tiempo” cuando se le quita la vida a una persona es un morir antes de tiempo, porque no es la voluntad de Dios. El aborto es quitarle la vida a una persona antes de tiempo, es privarle de esa oportunidad de vivir.      

Porque Dios no es un Dios que juzga ni condena, sino que un Dios que salva, que da vida. Hoy pidamos por las mujeres que han pasado por esto y reciben esta palabra de consuelo de perdón de misericordia. Cuidemos la vida y seamos defensores de la vida, de la cual solo Dios es el dueño y Dios a ti te bendecirá, Dios de alejará la enfermedad, Dios no dejará que mueras antes de tiempo.